Un rostro despierto en la sociedad cansada

Una Ontología del presente: primera entrega.

Por Julio Cano