Un disco reencontrado de María Lanese

Río Belbo Ediciones está por publicar Versos templados, el último libro bilingüe de María Lanese (Ripalimosani, 1945). Las versiones en italiano de estos poemas, como las de sus últimos cuatro libros, están hechas por Antonio Pinto, a esta altura mucho más que un traductor.

De Versos templados, en su prólogo, el poeta colombiano Albeiro Montoya Guiral ha dicho: “La poesía no es huida, es en este libro la forma más sutil de violencia, en el sentido en que la concebía Enrique Lihn, pues es en sí misma una crítica de la noción de realidad”.

Tapa de Versos templados, de pronta aparición por Río Belbo Ediciones

María Lanese, además de ser la autora de ocho libros de poemas, es cantante. Quien haya asistido a alguna de sus presentaciones conoce el poder de su voz y los que no han tenido esa oportunidad, hasta ahora, podían encontrar uno o dos videos sueltos en la gran nube. Y decimos “hasta ahora” con inocultable alegría, porque hace muy poco que un antiguo casete (grabado en 1993, en Estudios del nuevo mundo, Bs.As.) salió de su escondite para ser digitalizado por Gonzalo Aloras: al oírlo por primera vez descubrimos que antiguo sólo era el papel de su portada, porque la voz y la música en cada una de estas diez canciones, por lo menos para nosotros, parecían salidas del futuro. El disco se llama Pedacitos y en la contraportada puede leerse la siguiente leyenda:

“Este trabajo es un reconocimiento a los músicos populares que dignifican la condición humana”.

Lanese nos dice que en 1993, cuando grabó estas canciones, todavía no escribía poemas, y nosotros creemos que esa es una verdad a medias: la pasión con la que moldea la materia poética de cada canción, como dijo Montoya Guiral sobre sus poemas, no es huida, sino la forma más sutil de violencia, pues es en sí misma una crítica de la noción de realidad.

Los músicos que moldearon con ella la materia de este casete son Marcelo Paletta (guitarra), César Franov (teclados), Alejandro Oliva (batería y percusión), Leo Heras (saxo barítono y tenor, clarinete y clarón), Rubén Barbieri (trompeta), Graciela Colangelo (flauta traversa y aerófonos), Juan C. Mono Fontana (flota sobre el piano) y Walter Ríos (bandoneón). Y participa en dos canciones Hugo Romero (guitarra) y en una Cacho Tejera (congas).

Sin más, y a la espera de sus Versos templados, les dejamos las diez canciones de Pedacitos, este disco que se había perdido en el futuro.

Portada original de Pedacitos
Interior – Ficha de grabación

LADO A

Canto arena – Silvio Rodríguez (Cuba)
Maldición de Malinche – Gabino Palomares (México)
Ave cantora – Kiri Escobar (Perú)
El choclo – Discépolo / Villoldo (Argentina)
Con flores a María – Grupo El Convite (República Dominicana) – *Guitarra: Hugo Romero

LADO B

La palmera – Eduardo Cabas (Colombia)
Es tan poco – Benedetti / Bravo (Uruguay)
Doña soledad – Alfredo Zitarrosa (Uruguay)
Cardo y ceniza – Chabuca Granda (Perú)
Jugar a la vida – Ballesté (México) – *Guitarra: Hugo Romero Congas: Cacho Tejera

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Patricia Cuaranta dice:

    Maravilloso!! Que alegría inmensa….la voz de María emerge de las entrañas de la tierra y tiemblan las nubes en el cielo de la vida…

    Me gusta

  2. Silvia Pezzoni dice:

    Inmensa voz que contiene una inmensa mujer con sus nubes, sus gestos, su alegría, su Amor… Gracias, María por abrirnos tus postigos!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s