Caminos a Los adioses

Un lector se transforma en autor de una novela de Onetti / Por Julio Cano