Vida en la boca liberada

Tres poemas para Hebe / Por Fidel Maguna